lunes, 9 de agosto de 2010

La razón de la tortilla

Tu lado siempre
jugoso
caramelizado
dorado
apetecible.

El mío
sin embargo quema
insostenible
sobre la palma
abierta

de mi mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada