miércoles, 3 de noviembre de 2010

Invierno II

Esparce sal por tu acera:
cúrame de nieve las heridas.

Deshiélanos.

Recoge cortezas de árbol, queroseno, cerillas.
Rompe fotografías, échalas
también al fuego.

Incendia cualquier cosa que nos salve,
que nos saque con vida
ardiendo
de este invierno.

1 comentario:

  1. Este poema me gusta muchísimo. Tú también :-)

    ResponderEliminar