sábado, 4 de diciembre de 2010

Apnea

Suspendida en el temblor acuático
abrazas los plomos de su cintura

y resistes, flotando neutra,
a base de aguantarte
besos en los pulmones.

Así es tu vida bajo el agua:
aunque ya no respiras, nunca te falta el aire.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada